29 | Agosto | 2017

Las ventajas de la Certificación de Competencias Laborales

“Las competencias pueden ayudar a los países a integrarse en los mercados globales y especializarse en las industrias tecnológicamente más avanzadas”.¹

 


La Certificación de Competencias Laborales constituye un proceso cuya finalidad es reconocer las competencias del trabajador para el desempeño en su rol profesional. Para ello, la Unidad Certificadora considera las variables asociadas a una actividad o tarea según los criterios de desempeño definidos en articulación con el sector productivo.

La Certificación de Competencias Laborales se desarrolla en el contexto de un programa que tiene como objetivo abarcar los conocimientos -Saber-, actitudes -Saber Ser- y habilidades -Saber Hacer- que posee un trabajador. De esta forma, se orienta la formación y la educación en dirección a alcanzar un equilibrio con las necesidades de la industria y de la empresa.

La Certificación de Competencias es un reconocimiento público, formal y temporal de la capacidad laboral demostrada por el trabajador. Este proceso no irrumpe en el programa de producción establecido por la empresa ya que se lo evalúa en situación real de trabajo.

La calificación profesional de los trabajadores implica un reconocimiento social de sus competencias, la disminución de tiempo en la búsqueda de empleo, la satisfacción y motivación respecto al trabajo realizado, mayores posibilidades de ingreso y/o movilidad en el mercado laboral; en síntesis, mejora la empleabilidad, estabilidad y promoción laboral. En tal sentido, tiene un efecto positivo en la mejora de la productividad, la gestión integral del personal, los costos de entrenamiento, la seguridad en el ambiente de trabajo y la prevención de accidentes.

Estos dos factores, la satisfacción profesional del trabajador y la mejora en la productividad, son la clave para el desarrollo social y productivo del país.





¹(Perspectivas de las competencias - Competencias y cadenas globales de valor. OCDE, 2017)