06 | Diciembre | 2017

100% hecho en Gutenberg

Soy Martin Baygorria, 3º generación de la Carrera de Técnico Superior en Artes Gráficas de Gutenberg; orgulloso de mis orígenes y sobre todo agradecido al lugar donde me formé.

Mi intención es dirigirme a autoridades, docentes, alumnos y futuros alumnos, para destacar la importancia que tuvo y tiene Gutenberg en la formación de profesionales calificados en nuestro sector.

El agradecimiento personal a los docentes que me formaron en aquellos años, y que valga como una experiencia para motivar y dar a conocer que con formación y trabajo se puede llegar lejos, puesto que este sector está en constante evolución a nivel mundial.

De hecho, la formación que adquirí en Gutenberg y UTN, me valieron para dar el salto a Europa y seguir desarrollándome, con una sólida base académica y laboral.

Esta es mi historia…

A mediados de 1990, realmente no sabía qué estudiar, en qué carrera anotarme que tuviese proyección de futuro.
Mi suegro, Santiago Rodriguez, trabajaba en Talleres Gráficos Arcángel Maggio; me dijo que recientemente se había abierto la carrera de Técnico Superior en Artes Gráficas, que si quería podía probar de trabajar unos meses de aprendiz en la Imprenta,  si me gustaba me anotaba en la carrera al año siguiente.

Pablo Maggio, titular de la empresa, me contrató y desde ahí no paré… esa fue una de las mejores decisiones que tomé en mi vida: trabajar y estudiar a la vez en el mismo sector, intentar siempre buscar las mejores empresas y seguir mi formación, hasta que cursé la primera generación de la Licenciatura en Gestión de la Producción Gráfica en la UTN.

Recuerdo que, como aprendiz, mis primeros años fueron muy duros, trabajaba de 7 a 19 hs. y luego iba directamente a Gutenberg, hasta las 22.45 hs.

Fue muy sacrificado, pero realmente los conocimientos que adquiría en Gutenberg y luego aplicaba en la Imprenta fueron cruciales para mi desarrollo profesional, puesto que me estaba formando en todos los sectores productivos de la industria gráfica. En muy poco tiempo absorbía gran cantidad de información que me permitía junto con la experiencia y ganas de crecer, poder cambiar de empresa, para progresar económica y profesionalmente.

De aprendiz, pasé a ayudante, luego a maquinista, luego me ofrecieron ser ayudante del Jefe de Taller, luego fui Jefe de Taller, luego Director de Calidad, Director de Producción y Director Comercial, así evolucionando y creciendo en cada una de las empresas en las que trabajé.

Desde el año 1991 hasta la actualidad pasé por 8 empresas del sector.

En Argentina: Arcangel Maggio, Ennio Ayosa Impresores, Herman Zupan (actualmente Interpack), Latingráfica y Gráfica Pinter.

En España: Artemol, Solprint y actualmente Quatro Etiquetas.

En cada empresa evolucioné y crecí gracias a que aportaba la experiencia de la empresa anterior; además tuve la visión de intentar trabajar en empresas de vanguardia y que estén en continuo crecimiento, eso me permitía trabajar y formarme con la última tecnología y sobre todo con una mentalidad empresarial abierta.

Tener como prioridad el crecimiento y la formación se gestó en mis años en Gutenberg porque mis profesores eran empresarios y/o trabajadores de la industria gráfica, o sea que, además de enseñar sus conocimientos, nos transmitieron sus experiencias personales.

Considero que lo que se aprende en los primeros años de formación es fundamental para el desarrollo a futuro, ya que marca las bases del nivel profesional.

Actualmente me independicé, trabajo como representante comercial de la industria gráfica para una empresa en Jaén, España.

Gracias a la enorme experiencia que tuve en producción y el gran bagaje de conocimientos adquiridos en el sector, logré resultados muy positivos en mi actual etapa.


A continuación compartimos el sitio web de Martín, sugiriendo la lectura de las recomendaciones en la sección “Vender es mucho más”:
http://www.actiweb.es/martebay/vender_es_mucho_mas.html