23 | Abril | 2019

Libro en papel y libro digital: un futuro de convivencia

Parece paradógico que en estos tiempos en que nos encontramos inmersos en plena revolución digital –los llamados “tiempos inmateraiales”-, los impresos en general y, en particular, el libro impreso, sigan gozando de buena salud.

 


En efecto, más allá de lo que pueda afirmarse respecto de la crisis de la industria editorial (habrá que ver en qué medida dicha crisis tiene un correlato en una crisis similar de la lectura), lo cierto es que el libro papel sigue cosechando el interés y la defensa a ultranza de una amplia franja de lectores. Por un lado, no se puede negar que un aspecto de la transformación digital ha traído aparejado un despliegue de innovaciones en el campo de la impresión que no solo ha abaratado los costos para imprimir un libro sino que las posibilidades de su mejora son más que evidentes. Pero, por el otro, debe destacarse que el relativo “despegue” de los nuevos soportes de lectura (en paralelo con la evaluación positiva que los lectores siguen dándole al libro objeto) contribuyen a que el “códice” (ese artefacto creado en los inicios de la modernidad) siga reinando entre nosotros. Así como en los inicios del nuevo milenio parecía que los agoreros de la muerte del libro se imponían, hoy nadie duda de que, al menos el mediano plazo, será uno en el que las expresiones analógicas y las digitales en la industria editorial, marcharán de la mano.


Diego F. Barros. Docente y coordinador del curso de especialización en “Gestión de la producción editorial”.


 

 

Seguinos en:

Cursos

» Listado de cursos

» Descargar cronograma con aranceles

» Proceso de Inscripción

Carrera Producción Gráfica

» Ir al micrositio

» Reuniones informativas/ Talleres

Carrera Diseño Gráfico

» Ir al micrositio

» Reuniones informativas/ Talleres

¡NUEVO!

» Asistencia técnica por suscripción