-
Experiencias en primera persona

Carrera Diseño Gráfico y Digital 
Damian Lopez

"Gutenberg es una experiencia que no la cambiaría"
Lic. Damián López, Egresado 2009

¿Cómo describirías tu experiencia como estudiante de Gutenberg?

En mi caso, la Gutenberg fue un antes y un después, mi vida cambió rotundamente. Si hoy tengo una familia es gracias a Gutenberg. El primer día de clases conocí a la que ahora es mi mujer, socia en el trabajo y también tenemos una hija. Todo fruto de haber empezado en la Gutenberg. Es una experiencia que no la cambiaría.


Hoy sos co-fundador de un estudio de diseño, ¿Cómo se dio?

Motivándonos entre compañeros a hacer algo distinto, creamos nuestro estudio, Lupa, mientras estábamos cursando y es al día de hoy que sigue vigente. Fueron un montón de cosas que construimos y que hoy se ven plasmadas.

Actualmente, somos un equipo de cinco personas. Todos los que están con nosotros son ex alumnos de Gutenberg. Nos dedicamos a todo lo relacionado con branding, creación de marcas desde start-ups o marcas ya consolidadas. Incluso manejamos marcas que no fueron diseñadas por nosotros pero necesitan de un entendimiento de marketing. Además, ofrecemos todos los colaterales, como desarrollo web. Siempre que esté asociado a una marca, lo hacemos.


¿Cómo fue ese proceso de construcción que mencionaste?

Por suerte en mi situación, haberme asociado con Cata nos impulsamos y motivamos demasiado para decirnos “este es el modo de vida que queremos”. No solo a nivel profesional, sino entender un emprendimiento como una forma de vida. Decidir cómo puedo diseñar un proyecto que se amolde a cómo quiero vivir, cómo quiero trabajar, cómo quiero dar trabajo.


¿Cuál es la principal diferencia entre ser free-lance y tener un estudio?

La diferencia es que como estudio vos ofrecés un conjunto de soluciones. Por ejemplo, si tengo un proyecto que necesito habilidades de ilustrador, voy a armar un equipo con ese tipo de habildades. En cambio, cuando sos free-lance, vos solo podés vender tus propias habilidades, y si no sabés hacer desarrollo web vas a tener que rechazar todos los proyectos que sean de web porque no los podés hacer.


¿Cuál es un aspecto clave a la hora de encarar un emprendimiento como el de ustedes?

Para mí lo más desafiante es el mindset, tenés que cambiar tu cabeza. Es muy lineal que los diseñadores terminemos siendo free-lance porque lo que más sabemos hacer es ejecutar diseño. Yo creo que muchos diseñadores en la etapa de estudiante tienen cierto acto de rebeldía de querer hacer algo por su cuenta. Muchos lo materializan, muchos lo intentan y quedan en el camino.

El tema es que nos falta una pata de negocio importante. Si bien la Gutenberg tiene algo en el último año de la carrera, nunca es suficiente a enseñar a emprender en el mundo del diseño. Podés estudiar ciertas fórmulas, pero siempre me quedaban preguntas.


¿Y cómo se superan esas incertidumbres?

La realidad es que te la das contra la pared todo el tiempo. Tenés que aprender a no frustrarte y volver a intentarlo de otra forma. No ser terco. Si descubrís que algo no funciona, no quieras seguir intentándolo, tenés que adquirir esa habilidad de detectar si algo funciona o no y probar con otra alternativa. 

Otros testimonios

Tatina Coda

DG Tatiana Coda

Paula Petroni

DG Paula Petroni

Cecilia Farias

Lic. Cecilia Farias

Martín Casanova

DG Martín Casanova

Solicitar Información

FUNDACIÓN GUTENBERG

Instituto Argentino de Artes Gráficas

Contacto

+54 11 5365 8965 
capacitate@fundaciongutenberg.edu.ar 

Dirección